Los comienzos

Actualizado: 12 de dic de 2018

Mientras escribo esta nota, el nuevo sitio web está casi listo.  Quiero decir algo sobre lo mucho que me han apoyado desde el principio.


Es difícil decir cuándo comenzó la Economía Sagrada, porque de alguna manera siempre fue parte de mí, incluso de niño. Definitivamente un intenso viaje comenzó cuando me gradué de Chicago, sabiendo que tenía algo que compartir y sin saber el cómo. Un viaje que se desplomó en una gran crisis personal en el año 2014.


Ese año pasaron algunas cosas muy interesantes. En cierto momento de la crisis tomé dos decisiones claras. El tipo de decisión que tomas con toda la certeza de tu alma. La primera fue que yo y mi familia (mi hijo tenía dos años en ese entonces) tendríamos un auto, a como dé lugar. A pesar de que no teníamos el dinero ni el salario para pagarlo. La segunda decisión fue que iba a dedicar mi vida a compartir esta visión de economía sagrada. De hecho, en aquel momento dije que iba a ser un "economista sagrado", aunque eso suena un poco raro jeje.

A finales de ese año, compramos un auto que llamamos Centella y compartí mi primer taller de Economía Sagrada. 

Quiero mencionar a mi querido amigo Kike Ibarra. Fue Kike quien realmente me animó a hacerlo e incluso vino desde muy lejos para asistir. A pesar de que yo había declarado con mi alma que quería hacer precisamente esto, estaba extremadamente asustado y seguro que no lo habría hecho sin el apoyo amistoso de Kike.

En el Primer Taller de Economia Sagrada

Hice el segundo taller en febrero de 2015, otro en marzo y creo que otro en mayo y luego me retiré en mis dudas y búsqueda durante varios meses. En Noviembre de 2015 estaba tan desesperado y angustiado que busqué a mi tía Jeannie Kerrigan. Simplemente le pedí que rezara por mí.


Dos días después, me desperté y escribí el ensayo de Introducción a Economía Sagrada en español en cuestión de horas, sintiéndome completamente inspirado, espontáneo, auténtico y apasionado. Un ensayo que se convirtió en una piedra angular y que ha viajado mucho por la web.


Al final del año sabía que tenía que regresar a mi lugar de origen, Chile, para compartir esta visión al mismo tiempo que permitía que fuera nutrida y movida por mi tierra. Tuvimos un taller muy especial y tres encuentros muy enriquecedores: con una organización social de barrio, con una organización indígena mapuche y también con un grupo de jóvenes emprendedores. A partir de la experiencia del taller, el siguiente video de presentación fue regalado por Mauro Pezzopane en apoyo a mi trabajo:

Un par de semanas antes, en diciembre de 2015, el brillante empresario (y mi primo) José Antonio Berríos me puso en marcha el blog economiasagrada.blogspot.com. ¡En realidad fue idea suya! Incluso pagó por el dominio, algo de lo que me di cuenta más tarde. Una vez más, otro ejemplo de cuánto me han apoyado desde el principio y todo el tiempo. No podría hacerlo solo. (¿Acaso no es inusual: un joven empresario exitoso que apoya la economía sagrada?).


El viaje continuó con altibajos durante dos años más. Con eso quiero decir, por un lado, disfrutándolo con pasión, y por otro lado, oprimido por las dudas, el juicio de mi mismo y el miedo, realmente los mejores maestros y amigos que he tenido. Durante algunos períodos compartiendo intensivamente los talleres en diferentes lugares de México, Guatemala, Chile, Estados Unidos y Argentina. Y otras veces buscando, descubriendo y simplemente viviendo la visión desde adentro hacia afuera. Realmente el trayecto a la Economía Sagrada ha involucrado cada pieza de mi propia sanación y búsqueda, y continuará haciéndolo. ¿Cómo podría ser de otra manera?

Hasta que llegó el momento del paso a la adultez.