Economía sagrada Pasa a la Adultez

Actualizado: 12 de dic de 2018

En un día como hoy me siento intensamente atemorizado, como un niño que se hace adulto.

www.economiasagrada.com nació como blog en diciembre del 2015. Ya es tiempo de hacernos adultos, y pasar a ser una página web completa y bien diseñada. Les voy a invitar a apoyar. Pasar a ser web tiene el más profundo y emblemático significado. Pasar a ser web es reconocerse parte de la misteriosa y maravillosa red de la vida.

En el paradigma convencional del patriarcado, hacerse adulto se vincula con hacerse independiente. Significa ajustarse a las normas de la sociedad, significa someterse al establishment, significa adaptarse a la “realidad” (¡“realidad” que es cultural!).


Significa aceptar que la Boa en El Principito era sólo el dibujo de un sombrero.

En un nuevo paradigma de confianza en la vida, hacerse adulto significa romper el provisorio caparazón de protección que el tren de la vida convencional solía ofrecer, cuando ya no lo hace. Significa plenamente recibir el apoyo que el movimiento sagrado de la vida te ofrece al dedicarte a algo que amas con todo tu ser. Significa soltar la ilusión de la independencia, el esfuerzo por el mérito personal, y descansar en el apoyo de saberse uno con todos. Significa elegir la libertad.

Significa recordar los ojos del alma humana más pura, la de la niñez, que nunca olvidaron que aquel dibujo es una Boa que tragó un Elefante.

Al menos esto es lo que elijo vivir. ¿Saben por qué? Porque, como economista que soy desde mis entrañas hasta mi corazón y mi intelecto, me tomé en serio lo que está pasando en el planeta, y llegué a la conclusión de que no hay otra alternativa. Así es, decidir confiar en la vida no es un asunto de romanticismo, no es un tema de valentía ni de misticismo heroico. De hecho en un día como hoy me siento intensamente atemorizado. ¡Hermoso temor!. No hay más que confiar en la vida, sencillamente no hay otra cosa. Esa es la belleza de la urgencia que enfrentamos.



En un día como hoy, me dirijo a todos y todas quienes me leen, me escuchan, han estado en mis talleres o charlas, que de alguna manera saben o intuyen que me encuentro al servicio de esta visión de economía sagrada, para solicitarles que nos apoyen con dinero a dar este paso. Acudo a quienes sientan el llamado a apoyar esta visión.


Nuestra meta es reunir US$2,100 (hasta el día 6 de Diciembre, 2017) para que la compañía Mighty By Design diseñe y reconstruya el sitio web de economía sagrada. No se trata de cantidades, se trata de ejercer el apoyo de la vida. Por eso que el aporte de cada quien es significativo, es emblemático, es sagrado con toda la propiedad de la palabra. Es una semilla del mundo nuevo que soñamos, que podemos cocrear.


Dentro del paradigma convencional del patriarcado, se supone que si el trabajo que uno hace es valioso, entonces uno lo puede apropiar en algo vendible.


Diseñar un producto o un servicio que se puede comerciar. Se supone que si uno quiere ayudar a alguien a salir adelante en la vida, uno debiera propiciar a que esta persona se “gane la vida”, a que se autosustente adaptándose a los mercados. Pero el que de verdad conoce profundamente nuestro sistema económico llega a entender que ello es una ilusión, misma que cada día que pasa se desmorona para más y más gentes (ver Entender el Dinero – Historia de una Aldea e Introducción a Economía Sagrada).


¿Cómo es la economía sagrada, la economía de la confianza? Sin condiciones. Radicalmente distinta a lo que imaginamos posible. ¿Cómo se descubre, cómo se construye? Se descubre de-construyendo nuestras creencias culturales inconscientemente enraizadas en nuestros hábitos neuronales.


Yo estoy al servicio de acompañar el nacimiento de una nueva economía. La única economía posible (que es imposible dentro de los constructos culturales actuales) es la economía de la confianza, es la economía de la unidad quántica de toda la vida. Para yo ofrecer lo que tengo para compartir, sencillamente no puedo cobrar, no puedo exigir una cierta cantidad a cambio. No puedo, pero en realidad no quiero, con todo mi ser. Yo trabajo en la economía del regalo, ofrezco mi trabajo como regalo y recibo regalos a cambio (ver Hacia la cultura del regalo I y II). Además, gran parte de las personas que se acercan a mis talleres son gente a quienes les angustia, legítimamente, la escasez del dinero, y quienes añoran un mundo de libertad. A ellos quiero servir.


Un nuevo sitio web es un paso a la adultez para la economía sagrada

Significa una declaración cuántica de unidad, de estar apoyado por la vida sin necesidad de mérito personal. Personalmente, significa una declaración sincera de servicio incondicional, alineada con la visión misma de la economía sagrada. ¿Cómo podría ser de otra manera?


Sus donativos hacia esta iniciativa son en primer lugar significativos de una manera que considero sagrada, porque es un paso hacia una economía de unidad. A partir de ahora, todo nuestro trabajo, ensayos, charlas, talleres llevarán estas semillas de la unidad incondicional, para que de adentro hacia afuera, poco a poco, todos podamos construir una economía donde simplemente damos lo mejor de nosotros mismos, en libertad.


Allá afuera, hay mucha angustia, miseria, hambre, estrés, trauma de supervivencia, destrucción de la belleza, falta de libertad, proliferación de fealdad, hasta el punto en que la continuidad de la vida en este planeta está amenazada. A nombre de todas estas situaciones, la visión de economía sagrada asume la responsabilidad, con compasión y verdadera esperanza.

Tu regalo monetario me dará la fuerza (sí, esto también), para continuar ofreciendo mi trabajo como un regalo, sabiendo que de una forma u otra la vida me sostendrá a mí y a mi familia. Sí: yo sí necesito, sí quiero, y sí pido recibir apoyo. Los talleres de economía sagrada no pueden ser compartidos en plenitud bajo la condición de que los asistentes necesiten hacer un pago por el regalo que reciben.


Además, tu donativo es útil para transmitir esta visión hacia la gente de habla hispana en América Latina y otros lugares (donde la mayoría de la gente no puede acceder al trabajo de Charles Eisenstein).


Por supuesto es para mi un inmenso honor recibir tu ayuda en estos términos. Lo recibiré como un tesoro de semillas de esperanza. Se los agradezco desde lo más hondo de mi alma a nombre de mi familia y de nuestros sueños más verdaderos para toda la vida.


¿Se imaginan el nuevo sitio web? ¿Se imaginan las consecuencias, las semillas de algo nuevo naciendo? En esta campaña, instalamos el comienzo.

Anímense aquí el link go fund me para hacer donativos: https://www.gofundme.com/economiasagrada